Anatomía de un MIR

Para aquellos que tras meses de dedicación exclusiva al estudio del MIR ahora se hayan quedado un poco vacíos de contenidos MIR, o para estudiantes de Medicina en general que quieran saber lo que se les va venir encima, o para familiares y allegados de Residentes o de opositores al MIR que quieran comprender por que su ser querido se encuentra en semejante estado de confusión les recomiendo: Anatomía de un MIR. Tribulaciones y Anécdotas del día a día de los Médicos Internos Residentes, de María Valerio Sainz.

María Valerio, periodista especializada en temas médicos, hace un recorrido en 21 capítulos por todos los hitos del MIR y la residencia con sus anécdotas y estereotipos correspondientes. En la primera parte se recogen las experiencias comunes a todos lo residentes.  Como los nervios previos al examen y las sensaciones de los días posteriores. El día de la elección de plaza y su idiosincrasia: “Hay quien desea quedarse en su ciudad a toda costa, aunque tenga que conformarse con una especialidad que no entraba en sus planes; y a otros no les importa viajar a cualquier rincón del país con tal de hacer lo que siempre quisieron. Muchos no tienen una ideas exacta de lo que quieren y eligen por descarte cuando les llega la hora”. Y mi favorita “También están los que sacan mejor nota de lo esperado y se sienten obligados a hacer alguna especialidad de las gordas” o los que en la cola para elegir una plaza mienten al de al lado por temor a que “le pisen su plaza”: “Mi sueño es hacer Medicina del Trabajo en Ceuta”. Los primeros días en el Hospital. Las primeras Guardias con esa sensación indescriptible del día después: “Es famosa la habilidad de los médicos salientes de guardia para localizar los jerséis más chillones y llamativos del mercado. Esa especie de manía con la que muchos residentes amanecen la mañana después  de haber dormido poco o mal, les provoca un estado de cierta excitación que cada uno trata de calmar como puede, aunque las compras desenfrenadas, el gimnasio a ritmo vigoréxico o las actividades extraescolares (salsa, yoga, pilares, pintura) suelen ser las tareas preferidas por los salidos de guardia”.

En la segunda parte, cada capítulo se dedica a repasar los prejuicios, anécdotas,  y temores de los residentes de algunas especialidades. Sobre los psiquiatras María Valero recoge algunos testimonios: “Los psiquiatras arrastramos el estereotipo que durante muchos años nos hemos ganado a pulso…”, “Por un lado la fama de no tratar nada, al menos en comparación con un cirujano. Por otro, la de ser personas peculiares (por decirlo suavemente) […] incapaces de entendernos con nadie más en el hospital que con nuestros enfermos […] y que, por supuesto, no tienen ni idea de medicina”.

Lo dicho, una lectura relajada y divertida para estos días PostMIR.

Al MIR desde América.

Este fin de semana, concretamente el sábado 28 de las 16 a las 21 horas, se ha celebrado en toda España el Examen MIR. Donde 13.584 Licenciados en Medicina aspiraban a conseguir una de las 6.558 plazas que el Ministerio oferta este año para formarse como especialista.

En primer lugar felicitar a TODOS los que os habeis prensentado en esta convoncatoria. Por fin, este Lunes la mayoría no sabréis que hacer (seguro que no recordabais esa sensación) . Ya no hay un programa, ni temas que repasar, ni preguntas de otros años que hacer una y otra vez de forma compulsiva, ni sobresaltos a media noche al dudar provocaba la Diabetes Insípida Nefrogénica o Síndrome de Secreción Inadecuada de ADH en el tratamiento del trastorno bipolar. Ahora es el momento de relajarse, tomarse una vacaciones mientras se está al tanto de los resultados definitivos, de las impugnaciones y las polémicas en los foros PostMIR, de los percentiles y las estadísticas de años anteriores para saber en que puesto se terminó el año pasado Cardiología en el Gregorio Marañón.

Pero quería aprovechar esta entrada para felicitar especialmente a todos los que habéis venido de Latinoamérica para hacer el MIR. En concreto, a todos los que habéis asistido a mis clases de Psiquiatría y Neurología con el Grupo CTO Medicina. A los alumnos de los grupos de Santo Domingo, Guayaquil, Quito, Lima, Caracas y todos los alumnos de México (Distrito Federal, Puebla y Guadalajara) que lo intentasteis primero con el ENARM y después con el MIR.

Porque si para un Médico español el MIR es una prueba dura para los que venís de América lo es mucho más. Sistemas de formación diferentes, necesidad de compatibilizar el estudio del MIR con “el Internado” o “la Rural”, el viaje, la distancia, la familia o incluso las pequeñas diferencias entre el Español de un lado y otro del Atlántico hace que el MIR aun sea más difícil.

Algunos ya me habéis contado vuestra percepción del MIR de este año, de como os ha ido y cuales son vuestras perspectivas para estos próximos meses. A todos, enhorabuena por haber llegado hasta aquí y ahora un poco de suerte para conseguir la plaza que deseáis.